Este primer tema, es una introducción a este blog, y todos los apartados que se tratan, serán desarrollados en posteriores temas.

La vida aquí en la Tierra es sorprendente, pues pasas años sin entender como funciona, pero en tu interior hay una llama, que pide incesantemente encontrar las respuestas y el sentido a todo lo que nos rodea, y por fin llega el momento, a veces precedido de situaciones difíciles, donde aparecen personas y circunstancias, que te ponen en marcha, se inicia el camino de la espiritualidad a través del cual vas aprendiendo el origen de los errores que has cometido durante años y vas descubriendo las cosas que verdaderamente importan y que se resumen en permanecer en el momento presente, desde el amor, dando sin esperar nada a cambio, con humildad y desde la libertad.

Descubres que las leyes físicas no explican como funciona esta vida, y que existen otras leyes; las espirituales que explican las cosas realmente importantes. Es a partir de ese momento, cuando todo comienza a volverse sencillo, y todo tiene sentido.

Descubres que la casualidad no existe, y que todo es fruto de la causalidad, entiendes que el dolor es inherente a nuestras vidas, pero que el sufrimiento es gratuito y es el producto mental de una situación dolorosa. A partir de ese momento,  entiendes que la clave es conseguir un control y una estabilidad mental suficiente para que la mente no provoque los sufrimientos que vemos en la mayor parte de nuestros hermanos, pues todos somos hijos de Dios y todos formamos la Unidad.

Cuando tu nivel de consciencia va cambiando a través de la observación continua o meditación, es cuando te das cuenta, en el estado de ignorancia o la falta de percepción consciente en el que estabas sumido anteriormente.

A partir de ese momento, comienzas a manifestar una paz y una alegría continua, descubres la verdadera felicidad que todos tenemos en nuestro Ser, nuestra alma, e independientemente de las pruebas o circunstancias exteriores, por fin, estás en tu centro, intentando compartir ese estado con el resto de las personas que llegan a tu vida.

Las enfermedades, de origen emocional en su mayor parte, remiten y observas el estado de locura y de sufrimiento que provoca esta sociedad. Aceptas las enfermedades kármicas (pruebas que como alma decidiste pasar para poder crecer) y a partir de ese momento se lleva mucho mejor.

Te vas convirtiendo en un bicho raro, tu familia y compañeros de trabajo no te entienden, no encajas con los amigos de toda la vida, no te divierten las cosas materiales ni los pasatiempos establecidos, pero una llama en tu interior te empuja a seguir avanzando y descubriendo el funcionamiento de esta vida.

Cuando descubres lo que Jesús nos contó hace 2000 años y que otros avatares han ido contando, y las religiones han ocultado y manipulado: que la muerte no existe, que somos inmortales, y que tan solo se produce un cambio de dimensión temporal, hasta que estamos preparados para volver a seguir aprendiendo hasta que realmente consigamos amar, pues es a partir de ese momento, cuando la reencarnación en la Tierra es voluntaria, y ya no puedes seguir aprendiendo la lección básica que aquí recibimos, y si vuelves, es para ayudar al resto de los hermanos a través del ejemplo y del amor.

Cuando tu nivel de agradecimiento, te hace consciente de todas las bendiciones que recibes a diario, es cuando desde la humildad, comienzas a ser libre y ya dejas de estar influenciado por la sociedad, se producen espacios de silencio en tu mente y el  el verdadero despertar.

A partir de ese momento, tu práctica en el amor, tu práctica espiritual, pasa a ser el centro de tu vida, en paralelo con tu familia y trabajo. Todos los días dedicas un tiempo a tu práctica, y te reconforta tanto, que se convierte en los mejores momentos del día. Das y no te importa no recibir, pues te sientes completo y lleno del amor de nuestro Padre.

Cuando la mente se serena, comienzas a escuchar a tu alma y aflora la Verdad que te hace sentir realmente libre, y entiendes que ya no necesitas nada y que todo lo que te va llegando es lo mejor que te puede llegar y  forma parte de tu aprendizaje. El ego y la personalidad se desmorona, y solo existe claridad en todo lo que te rodea.

El camino te lleva al amor, la sencillez, la naturaleza, el silencio, la paz, el agradecimiento y el pensamiento positivo.

Conforme vamos sirviendo y compartiendo con los demás, vamos avanzando por el camino, y nuestra meta, Dios, cada vez está más cerca.

Prácticas espirituales hay muchas, y es como ascender a una montaña, para llegar a la cima, la puedes ascender por diversos caminos, y todos son válidos.

De entre todas las prácticas, las más conocidas son el yoga, el reiki, taichi, chi kung, … y cientos de ellas, pero la que es común a todos, y la más importante, es la meditación.

Para que se produzca el estado de meditación, existen diversas técnicas, y lo trataremos en un tema específico. No solo sirve con estar en grupos de whatsapp, y leer frases profundas, pues para permanecer en ese estado de observación, se requiere cambiar ciertos hábitos y permanecer en un estado de observación e interiorización, que aunque al principio resulta difícil, con el tiempo, se hace algo natural.

Se aconseja ver los beneficios que todas estas prácticas producen en nosotros, y que ahora se denominan terapias complementarias (GUÍA DE BUENAS PRÁCTICAS BASADA EN LA EVIDENCIA del Consell de Collegis d’Infermeres i Infermers de Catalunya)

La clave para poder avanzar en el camino espiritual, es la constancia, la disciplina y la práctica continua. Es conveniente dedicar una hora diaria de forma directa para hacer meditación y cualquier práctica que te ayude en tu evolución, lectura diaria de textos espirituales y comprobarás como el resto del día, será distinto, pues permanecerás en un estado de meditación y de observación muy característico y que aporta infinidad de beneficios. Cuando llegue la noche, comprobarás como el sueño es más reparador y es distinto, y permaneces en ese estado de observación y cuando estás en el subconsciente, los sueños son distintos.

Continuará …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s